Dos hombres y una serie de micro-historias #Cinéfila

{Esperando al Rey y Café Society} Tom Tykwer y  Woody Allen

Móik Samudio

Dos hombres diferentes visitan un lugar distinto a su lugar de origen para mejorar su situación económica. Al contrario de dinero encuentran el amor.

Es la sinopsis más pequeña que puedo hacer de “A hologram for the king” (Esperando al rey) de Tom Tykwer y Café Society de Woody Allen. Es posible que los amantes de Woody no les parezca muy acertada esta relación, pero después de ver ambas películas y escribir esa micro-sinopsis, no me queda otra opción.

Encontrar el amor, dejarlo y volverlo a conseguir ha sido, por lo menos en la última década, el tema recurrente de las películas de Allen, y esta cinta no es la excepción. En el caso de Tykwer, director de “Lola, correo Lola”, “El Perfume” y su fragmento en “Paris , te amo”, por mencionar solo algunas, sus pinceladas oníricos-surrealistas siempre están presentes. Con este par de películas los directores nos narran a través de varias secuencias a Arabia Saudita y a Los Ángeles como lugares llenos de excentricismo y poder. Otro punto en común.

ben

Hay algo que es realmente interesante en ambos guiones, y que ya es común en los dos directores, y son sus personajes principales y secundarios que le dan cuerpo y personalidad a la película y en varios momentos parecen personajes protagónicos. Es el caso de los papas de Bobby , su hermano Ben y su cuñado en -Café Society – y de Yousef el taxista y las apariciones casi terciarias de los asistentes del rey en -Esperando al rey-. Todos ellos tienen tanto poder narrativo, son tan divertidos, dinámicos y caracterizados que incluso se roban en mucho momentos toda la atención.
La producción es impecable en ambas cintas. En el caso de Woody , pienso que gran parte de sus películas no gozan de mucha riqueza en la producción técnica y artística, no es su fuerte. En esta, hay un arte impecable, que dibuja muy bien los años 30s y dan continuidad a la historia; vestuarios, autos, casas, elementos escenográficos. Además, de esos toques de luz ámbar que pintan las siluetas de los personajes en varias escenas y le dan un toque de añoranza y antaño. Creo que fueron producciones costosas para argumentos tan flojos que sin embargo, dejan siempre en los más románticos, esa sensación de nostalgia y ternura. Además, ambos filmes tienen un ritmo dinámico que no permiten desconectarse ni un segundo de la historia.

 

No puedo cerrar este escrito sin mencionar lo divertido que es ver a actores como Jesse Eisenberg (Bobby) y Stephen Kunken (cuñado) haciendo versiones idénticas de Woody Allen en sus años de actor; su pequeña joroba, su ropa, la torpeza y elocuencia al hablar. También tengo que mencionar la actuación tan regular de Kristen Stewart (Vonnie), es plana, no trasmite, ni emociona. Y por último, destacar los matices que consiguió Tom Hank, que te vuelven a mostrar al actor recursivo y apasionado, más parecido al ganador de dos premios Óscar consecutivos en los 90s y desdibuja un poco al actor frío e inexpresivo de la serie de Ángeles y demonios y Código Da Vinci .

* En mi DiarioDePelis&PelisADiario la categoría que les doy es: Café Society -Buena-  y Esperando al rey – Lata de domingo- *

* Puedes ver Esperando al Rey aquí *

Anuncios