Por un buen camino

 

Anuncios

COMO DICE MI MADRE “Si me quiere ver feliz, haga lo que se le de la gana”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

…Y eso hice, y creo que ha sido un “gana-gana” como escuché que dijo Gael García en una película romántica, romántica que colocaron en el bus camino a Perú.

Llegué a Lima perdida, eran las 5 de la tarde y todo estaba descolorido, pero se me iluminaron los ojos cuando recordé a los amigos de Vichama Teatro y la conexión que me hizo Jorge Blandón. Así que fue solo llamarlos para que en el siguiente momento ya estuviera riéndome con ellos en una casa de tres pisos, con fachada azul colorida en Villa de Salvador a media hora de Lima…No había acabado de reírme, ni de descargar para encontrarme metida en un taller de artes marciales chinas que estaba dictando César, un bello amigo que junto a su madre Creta me dieron una cama, muyyyy cómoda y me alimentaron.

Fueron solo unas horas las que compartí con las personas de Vichama: César padre, César hijo, Roxana, Luis Ángel, Cindy, Adela, pero no faltaron más para descubrir su pasión por el arte, por la comunidad y todo el esfuerzo y amor que dan para que Vichama Teatro siga regalando Arte Viva Comunitaria.

EMPECÉ POR ECUADOR

Después de un canto de espera en Tulcán un bus nos llevó hasta Guayaquil, aquí nos recibieron Paola y Ricardo, amigos de mi hermana. Lo primero que nos dijo Paola fue vayan al Malecón, eso es muy chévere. 

Pensé que no me podía negar una caminadita como esas al lado del rio Guayas,aunque cuando Ricardo dijo eso es como un pueblito paisa considere la subida, al final Paola dio sus argumenento y nos convenció.

A las 12 del medio día el sol estaba tan fuerte que apenas podía  abril los ojos, el río se extiende dividiendo la ciudad, imitaciones de barcos, jueguitos y al fondo el barrio Las Peñas con todas sus casas pintadas de colores, más arriba una iglesia y un faro… 500 escalones (marcados) guían el camino del turista para hacer el recorrido, mientras a los lados, por callejones sin pavimentar transitan sus habitantes…Curiosidades de los estados, cualquier parecido con Medellín, dirán ustedes es pura causalidad…

Le dimos la espalda al rio y un llamado me pareció muy tentador “Feria del Libro Ecuador” entré de ipsofacto y no pudo ser más mi desilusión al encontrarme con estantes y estantes llenos de biblias, libros de superación personal, hasta de cocina, pero ni una novela…Volví a dar la espalda y un san andrecito de tejidos ecuatorianos fue la excusa para huir y obviar el hecho.

INICIA, UN VIAJE DE BAJADA

Salgo  de esta país para encontrarme en otros y como en cada viaje  siempre estas en riesgo de chocarte con tantas historias, imágenes, sonidos, vidas y como el riesgo inminente  es que se te olviden… Yo he decidido hacer publicaciones audiovisuales de esta ida a Argentina por tierra. Serán cuentos efímeros, pero sustanciosos, así como la esencia del viaje.

Después habrá tiempo para alargarse, por ahora arrancaré a fortalecer mi musculo trasero para resistir tantas sillas, en tantos buses, divagando en muchas terminales suramericanas.

Dos maletas, unos tennis cómodos, mucho maní, agua y una buena amiga (hasta la mitad del camino) me acompañan. Y que mejor que unas  frases provocadoras para despegar. Estas se las debo a la Caro que me las compartió:

Cuando emprendas tu viaje a Itaca 
pide que el camino sea largo, 
lleno de aventuras, lleno de experiencias 

Pide que el camino sea largo. 
Que muchas sean las mañanas de verano 
en que llegues -¡con qué placer y alegría!- 
a puertos nunca vistos antes 

Mas no apresures nunca el viaje. 
Mejor que dure muchos años 

Itaca, C. P. Cavafis.  Y aquí lo leen todo completico.

Mi padre, mi madre y una que otra hermana y amiga  no me creen, pero, estaré bien!

Me deseo un buen viaje